Bodega Marco Abella – Porrera – Priorat

Marco-Abella-Priorat
Marco Abella es el fruto del proyecto personal de David Marco y su esposa Olivia Bayés que tienen el orgullo de haber retomado la antigua bodega familiar de vinos de Priorat cuyo trayectoria que empezó hace 500 años pero que fue interrumpida tras las plagas de filoxera del siglo XIX. Por entonces, quien fuera el abuelo de David tuvo que trasladarse a Barcelona para empezar una nueva vida y se quedó en la ciudad.

En 1999, tras dos generaciones, David y Olivia cambiaron radicalmente sendos empleos como ingeniero de comunicaciones y abogada en pos de un estilo de vida más relajado en el campo. Relanzar las siglas Marco Abella supuso emplear cinco años para recuperar las 23 hectáreas de vides que originalmente poseía la familia. La primera cosecha de la nueva etapa llegó, pues, en 2004, y al año siguiente se pudo construir la actual sede de su bodega propia, que actualmente despacha cada año una producción de 50.000 botellas.

La elaboración de los vinos Marco Abella cuenta con técnicas bastante poco comunes, como la criomaceración de las uvas (almacenaje del fruto en cámaras de congelación durante 10 horas tras la recolección), o el uso exclusivo de cubas de hormigón para el envejecido de los caldos en vez de los más corrientes de roble o acero inoxidable.

Marco Abella vinos Priorat DOQ